Astrid & Gastón | Online
CASA HACIENDA MOREYRA
La Casa Moreyra siempre fue más que una residencia. Su importancia en la historia está relacionada a su función rural original más que con la belleza palaciega que se percibe actualmente. Fue un centro donde se concentraban actividades de todo tipo, desde las económicas, hasta las sociales, culturales y religiosas.
La Hacienda de San Isidro, junto a otras haciendas, fundos, chacras, establos y huertas, formaba parte de la que podría ser llamada “la gran despensa de Lima”, conformada por más de 8 mil hectáreas de cultivo en los extramuros de la ciudad.

Durante el siglo XX, debido a la expansión urbana, estas propiedades fueron divididas y, eventualmente, desaparecieron. Lima empezó a depender de despensas lejanas y, las pocas casas haciendas que quedaron, fueron desvinculadas de su función original, empezando a ser confundidas con casonas comunes o palacetes urbanos.